FD MAGAZINE
5
asociación estratégica que estamos construyendo
con China, pieza fundamental de la economía y
geopolítica globales en este siglo XXI.
P.- Hoy día existe un gran abanico de organiza-
ciones internacionales, ¿hasta qué punto se
defienden intereses comunes dejando en segun-
do plano intereses particulares de cada Estado?
¿Existen Estados que destaquen por su espíritu
altruista?
R.- En efecto, uno de los rasgos del mundo contem-
poráneo es que se ha producido una importante
proliferación de organizaciones internacionales,
sean globales o regionales, de integración o de
cooperación, de ámbito general o especializado.
Esta proliferación responde a la creciente interde-
pendencia y red de intereses que produce la globa-
lización económica, la mejora de los transportes y
comunicaciones, las migraciones, etc. Estos intere-
ses principalmente estatales son los que se busca
armonizar en las organizaciones internacionales,
en las que se reconoce que es legítimo que cada
miembro defienda sus posiciones. Lo importante
es que se construyen cauces de diálogo y negocia-
ción que permiten que intereses, en muchos casos
contrapuestos, puedan confluir en un compromiso
que beneficia a todos. Es cierto también, por otra
parte, que existen una serie de principios y valores
universales que algunos estados defienden por
encima de su interés particular. Un caso sería la
idea de que es necesario controlar las emisiones
de gases de efecto invernadero para limitar el cam-
bio climático. Hay muchos ejemplos de este tipo, y
algunos estados de la comunidad internacional,
entre ellos España, son capaces de dejar a un lado
intereses particulares para pensar en el interés
general. Las relaciones internacionales no son un
juego de suma cero, en algunos casos hay que
ceder para ganar todos.
Es justo decir que
nuestras Fuerzas
Armadas
son una
importante herramienta
de la
política exterior
de España
1,2,3,4,5,6 8,9,10,11,12,13,14,15,16,17,...52