FD MAGAZINE
9
A mediados de noviembre se concretaron los
detalles de la muestra y se llevaron a cabo el reco-
nocimiento de sala, la selección de obras y la con-
fección de textos para el catálogo. En esta última
labor colaboraron con el comisario la historiadora
del Arte, Laura Díaz, y el especialista en Historia
Militar, Agustín Pacheco. Como se deduce de la
lectura del catálogo, el espíritu de la muestra
«Soldados en la Historia» ha sido traer de nuevo a
la memoria de sus conciudadanos las circunstan-
cias del soldado español de todas las épocas. No
hemos tratado de hacer apología de la
guerra o del militarismo, como algunas
mentes poco lúcidas suelen malpensar
cuando se habla de soldados o de
Fuerzas Armadas en este país. La gue-
rra es una triste realidad que nuestra
generación no ha logrado erradicar y
que previsiblemente continuará en el
futuro, a pesar de todos nuestros razo-
namientos. Sin embargo, aunque sea un fenóme-
no injustificable, consideramos que la guerra
ayuda a explicar la razón de ser del soldado, el
sujeto que siempre está ahí, en la historia y en el
día a día, realizando las tareas que sus conciuda-
danos, a través del gobierno instituido en cada
momento, les ha encargado, con el grado de pro-
fesionalidad y equipamiento que el presupuesto
haya permitido, con el patriotismo que la socie-
dad, con su ejemplo diario, le haya imbuido.
Augusto Ferrer-Dalmau con la Presidenta
de la Diputación Provincial de Alicante.
Luisa Pastor Lillo.(Foto cedida por la Di-
putación Provincial de Alicante).
Óleo sobre lienzo de Augusto Ferrer- Dalmau. Carabinieros de la Guardia Real, 1805.
1...,2,3,4,5,6,7,8,9,10 12,13,14,15,16,17,18,19,20,21,...56