Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  8 / 56 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 8 / 56 Next Page
Page Background

6

FD MAGAZINE

tienes tiempo de pensar en cosas que

quedan en tierra. El mar es tan absor-

bente, tan intenso, que requiere todo tu

interés, toda tu atención y eso hace que

en el mar la gente sea diferente. Los

marinos son la gente a la que más res-

peto del mundo; pero no los marinos

antiguos, sino también a los de ahora.

Para mí un marino tiene un plus de res-

peto por el hecho de ser marino.

P.- Suena como a una especie de reli-

gión…

R.- Bueno, quizás eso sea sublimarlo

mucho. El mar tiene una cosa importan-

tísima, y es que hay unas reglas muy

precisas, que si no las cumples, mue-

res. Incluso aunque las cumplas, pue-

des morir. En el mar no hay tonterías,

no puedes engañar. El que es marino es

marino, y el que no lo es, no lo es. En

mitad de un temporal, o en medio de

una noche oscura sin instrumentos,

tienes que orientarte y llegar a un puer-

to. Y o eres marino o no lo eres. Ahí no

vale el dinero, ni lo charlatán que seas,

ahí no puedes comprar tu superviven-

cia ni tu experiencia. El mar es la prue-

ba del algodón definitiva, el que está allí

es porque es capaz de estar y el que no,

muere. Y aún así, incluso sabiendo mucho, mue-

res también. Como dice Justin Scott en el mejor

libro de aventuras de mar moderno que se ha

escrito, que es «El Cazador de barcos», «en el mar

puedes hacerlo todo bien y aún así, el mar te

matará; pero si eres un buen marino, tendrás la

satisfacción de, al menos, saber en qué latitud y

longitud el mar te mata».

Para mí un marino tiene un

plus de respeto por el hecho

de ser marino”

Foto: Carmelo Rubio